Precios de la vivienda aumentan a su ritmo más rápido en casi tres años a nivel global y Chile no es la excepción

Demanda proviene de compradores que han revaluado sus estilos de vida desde que golpeó la pandemia. No obstante, es posible que los precios se debiliten ante menores políticas de estímulo.

Imagen de Julio Castro / Diario Financiero

A nivel mundial, los precios residenciales aumentaron en 2020 a su tasa más rápida en casi tres años, según el Índice Global de Precios de la Vivienda de la consultora internacional Knight Frank correspondiente al cuarto trimestre del año pasado, y que incluye el análisis a las naciones más importantes del orbe.

Los valores crecieron un 5,6% en promedio el año pasado, frente al 5,3% en 2019, reveló el estudio que rastrea el movimiento en precios residenciales convencionales en más de 55 países y territorios en todo el mundo. De estos, el 89% vieron aumentar los precios en 2020, con varios mercados emergentes con un fuerte desempeño.

Imagen foto_00000003

El listado lo lidera Turquía, con un alza 30,3% en el valor de las propiedades en doce meses. Luego se ubican Nueva Zelanda (18,6%) Eslovaquia (16%), Rusia (14%) y Luxemburgo (13,6%).

Chile se ubica en el lugar 47 entre los 56 países y territorios en todo el mundo analizados por la consultora. El país registró un alza de 1,7% en el precio de las viviendas entre el cuarto trimestre de 2020 frente a igual periodo del año anterior.

No obstante, el incremento en la segunda mitad del año pasado fue mucho más potente. Así es como el país registró un alza en el valor de las propiedades de 4,8% al comparar el cuarto trimestre del año pasado con el segundo trimestre.

Según el análisis de Knight Frank, las bajas tasas de interés están alimentando la demanda por viviendas, mientras que los niveles de inventario son reducidos en algunos mercados, dijo, con vendedores reacios a comercializar su propiedad hasta que puedan identificar su próxima casa.

“Con las prohibiciones de viaje vigentes, la demanda se origina de compradores locales que han revaluado sus estilos de vida desde el golpe de la pandemia: muchos ahora buscan oficinas en casa y espacio al aire libre”, dijo la consultora.

Perspectivas
Según la consultora, las cuarentenas estrictas, el aumento del desempleo y un superávit de la oferta en algunas áreas está dando lugar a una inflación de precios más débil en varios países de Europa, como España, donde los precios de las viviendas cayeron 1,8% en doce meses.

Esto fue un vuelco respecto a 2019. Porque pese a que ese año la incertidumbre económica mundial y la inestabilidad política se intensificaron, los precios de la vivienda aumentaron en más países que nunca: alrededor del 96% de las 56 naciones que rastrea vieron que los precios de la vivienda aumentaron o se mantuvieron estables.

“Demografía, bajas tasas de interés y el atractivo de los activos tangibles en tiempos tumultuosos puede explicar la mayor demanda y, por lo tanto, los aumentos de precios, pero también la escasez de nueva oferta y el hecho de que los mercados laborales y los salarios desafiaron el malestar y registraron un crecimiento saludable en muchas economías”, señaló la consultora.

Pese a todo, hacia futuro, Knight Frank prevé que los precios se debiliten a nivel global. “La velocidad con la que se implemente la vacuna y la reapertura de las economías afectará directamente el desempeño de los mercados de la vivienda en 2021”, dijo la firma especialista en estudios de mercado.

Añadió que, a medida que los responsables de la formulación de políticas se alejan de las medidas de estímulo que dejan los empleos y las hipotecas menos protegidos, es posible que los precios se debiliten. No obstante, afirmó: “La flexibilización de las prohibiciones de viaje puede hacer que las transacciones transfronterizas comiencen a recuperarse y mitigar parte de este impacto”.