Esta nueva herramienta consiste en seis pilares que tienen como principal objetivo, medir el nivel de preparación de las organizaciones y sus líderes para llevar a cabo la transformación digital.

29/03/2022

Imagen: Portal Innova

No cabe duda que la transformación digital puede convertirse en una potente herramienta para una empresa si es bien planificada, la cual, además puede ayudar a mejorar los niveles de productividad, generar nuevas oportunidades e importantes cambios culturales en una organización. Sin embargo, al momento de que una empresa se enfrente a este nuevo escenario, podría provocar nerviosismo e incluso rechazo por parte de los colaboradores, pero de nada sirve dar la espalda a esta nueva realidad.

Para Patricio Delgado, gerente general de Augure (https://www.augure.cl), consultora especializada en transformación digital y gestión del cambio, “la transformación digital demanda que las empresas estén capacitadas, se auto motiven y además que se responsabilicen por su propio aprendizaje y preparación. Lo mismo se espera de sus empleados y la preparación de estos hacia un futuro cada vez más digital.  Los líderes empresariales deben practicar lo que predican. Las empresas deben dar el salto para ser organizaciones más rápidas, simples, eficientes, digitales y humanas”, destacó el experto.

De esta forma, llega DTI, una evaluación del Índice de Transformación Digital, representada en Chile por la consultora Augure, donde el principal objetivo es medir el nivel de preparación de las organizaciones y sus líderes para la transformación digital a través de seis pilares fundamentales. Estos son:

Visión a futuro: Crear una visión efectiva es de suma importancia para el éxito corporativo. La visión debe ser audaz, motivacional y establecer claramente en lo que la compañía pretende convertirse.

Cultura organizacional: Para que una empresa logre los resultados de negocios deseados, la visión debe mostrar consistencia entre lo que se piensa y cómo se actúa en la organización. Cada empleado debe entender la visión y ser responsable de contribuir para que esta se cumpla.

Experiencia del cliente: Los esfuerzos de los empleados deben invertirse en satisfacer al cliente. “El cliente es lo primero” debe ser una parte fundamental de la cultura. El trabajo de todos los equipos debe de tener como prioridad entender, apoyar las necesidades y resolver los problemas del cliente

Compromiso del empleado: No solo los empleados comprometidos conducen a clientes más felices, sino que las empresas con una estrategia centrada en los empleados y vinculada a resultados superan significativamente a sus competidores en crecimiento, ingresos, cuota de mercado, rentabilidad e innovación.

Conocimiento basado en datos: Un entendimiento profundo de los clientes de la empresa viene de conocimientos basados en datos. Una organización digitalmente transformada tiene una cultura y estilo de liderazgo que se apoyan en los datos, análisis avanzado y sistemas de retroalimentación integrados para encontrar continuamente nuevos conocimientos y desarrollar las estrategias de acuerdo con los mismos.

Tecnología: La transformación digital requiere de un compromiso con la tecnología, su entendimiento y su implementación. El saber cómo maximizar la tecnología como un factor diferenciador, en lugar de verlo como un centro de costos, es la fase final y crucial del rompecabezas. Este ecosistema integral solamente puede venir del alineamiento de la tecnología con los otros cinco elementos del modelo (Visión, Cultura Organizacional, Experiencia del Cliente, Compromiso del Empleado y Conocimiento basado en Datos).

Es así como se presentan estos seis aspectos claves que podrían ayudar a implementar el concepto de transformación digital dentro de una organización, también el desafío es para los líderes y sus colaboradores.

Fuente: Portal Innova