Escasez de mano de obra: el inesperado efecto del retiro del 10% y los bonos estatales

En el sector agrícola y en el rubro de la construcción están preocupados por la baja en la dotación. Extrañaron a los inmigrantes.

Fuente: INE

Como lo constató el Informe de Percepción de Negocios del Banco Central, la construcción es otro rubro donde se ha sentido una menor oferta de trabajadores. Dependiendo de los cultivos, la temporada de cosecha se extiende desde noviembre a fines de marzo.

“Hoy hay una alta demanda por parte del sector agrícola en todo lo que es cosecha, y es gente que en general se rota entre la construcción y el sector agrícola”, detalla el vicepresidente de la CChC, Carlos Zeppelin, quien precisa que se trata fundamentalmente de personal no calificado.

El directivo añade que han visto una baja en la capacidad de poder captar a esas personas, sobre todo con el alto plan de inversión pública que tiene el Gobierno. “Esto se nota más en la zona centro y en la zona sur más que en la zona norte, es donde está más radicado el problema de mano de obra”, precisa.

En el trimestre octubre-diciembre de 2020 hubo 655.603 ocupados en el sector, un 16,7% menos que en igual período de 2019, según los datos del INE.

A las razones de falta de mano de obra detalladas en el agro, Zeppelin suma para el caso de la construcción el retiro de ahorros, pero de una manera distinta. “Se ha detectado también, a través de algunas cifras del retail, que hay muchos maestros y oficios de la construcción, que hoy con el 10% de la AFP y con otras ayudas que ha dado el Gobierno, les ha surgido un segundo empleo que tiene que ver fundamentalmente con hacer pololitos. Hoy hay mucha ampliación de viviendas, como nunca”, explica.

Los oficios que están más complicados con la falta de mano de obra son los maestros albañiles, carpinteros, que son de terminaciones fundamentalmente; y en los menos calificados, los jornales. Puntualmente, en el caso de obras públicas, hay oficios como laboratoristas viales que están complicados.

A su juicio, a fines de marzo debería regularizarse “tanto lo que es el empleo, que es la incertidumbre mayor, como la escasez y el quiebre de stock que hay también en el área de construcción”.

Cámara de la Construcción advierte sobre el
flanco de los insumos: “Hubo mucho quiebre de stock”

En la construcción han notado, además de la falta de mano de obra, la falta de insumos.

“Durante todo este periodo que ha habido cuarentena, en que hubo una disminución de las producciones, hubo mucho quiebre de stock y mucha ralentización de la producción y eso generó -cuando se levantaron las restricciones desde octubre- una alta demanda en materiales y no estaban los stocks preparados para eso”, relata Zeppelin.
De hecho, acota, el Índice de Precios al Productor del INE de materiales de construcción subió 3,3% anual en noviembre y 4,5% anual en diciembre. “Evidentemente, ha habido un importante aumento de los costos de materias primas”, dice.
Hasta ahora, en la construcción ven 2021 con mucha incertidumbre. “En el sector público tenemos un esfuerzo importante del Gobierno por viviendas sociales e infraestructura pública, pero históricamente son un tercio de la inversión que requiere el país, dos tercios de la inversión es privada”, precisa.
Sin embargo, advierte que para la inversión privada hoy existe incertidumbre “por los mayores costos de materiales, por la ida de mano de obra y por menor disponibilidad de recursos para poder captar nuevos proyectos con condiciones financieras más restrictivas. Evidentemente, están todos esperanzados en la vacuna, pero con eso no vamos a lograr un estándar para poder trabajar sin los controles sanitarios hasta quizás 2022, por lo tanto, este año vamos a estar con restricciones sanitarias y esos tres efectos hacen pensar y dudar en el inicio de nuevos proyectos”.
Lo mismo cree Valenzuela, “hasta que la vacunación masiva no logre sus objetivos, esta situación de la falta de trabajadores de las restricciones de la pandemia seguirá siendo un tema”.

Fuente: Diario Financiero