Biobío: construcción de edificios no se detendrá en caso de cuarentena

Este lunes causó sorpresa el anuncio del Gobierno, que el Proyecto Mapa no se detendrá, pese a que la comuna de Arauco fue notificada para entrar en cuarentena total (Fase 1).

Fotografía Diario Chañarcillo

“No para por una razón muy simple: nosotros trabajamos protocolos desde el Ministerio de Economía y la autoridad sanitaria que baja a través de la Cámara Chilena de la Construcción. Tienen que cumplir una serie de requisitos para que aquellas comunas donde están en cuarentena, la construcción pueda seguir funcionando”, explicó el seremi de Economía Biobío, Mauricio Gutiérrez.

Sobre si se hará extensivo a todos los proyectos de construcción privados de la Región, especialmente en el Gran Concepción, la autoridad regional confirmó que “también”, ya que ahora este segmento se catalogó como “seguro”.

“Se definieron algunas condiciones para seguir operando en tiempos de cuarentena, que tienen que ver con el transporte y con el control activo, que tiene que ver con la toma de muestra de los PCR. Por otro lado, también se tiene que firmar una declaración en que la empresa se compromete a supervisar y llevar los estándares que la Cámara, en conjunto con el Ministerio de Economía, entre otros”, detalló la presidenta del gremio en la zona, Helen Martin.

Es así como en el caso de que comunas del Gran Concepción retrocedan a la Fase 1, que significa cuarentena total, cientos de edificaciones continuarán levantándose con miles de trabajadores. Y esto aplica para todo el país.

Cabe recordar que, en el primer periodo de restricción a tiempo completo, este sector no pudo continuar, solicitando que se reconsiderara como servicio esencial.

El Gobierno en aquél entonces sólo permitió que privados que prestaban servicios a proyectos del Estado pudieran seguir trabajando con los resguardos correspondientes.

Alcances

Con este plan, en que también se subrayó fue parte el Ministerio de Salud, se espera que al menos 120 empresas con más de 36 mil trabajadores puedan mantenerse, evitando posibles quiebras, despidos o suspensiones de contratos.

La presidenta de la Cámara Chilena de la Construcción, Helen Martin, resaltó que detrás de cada trabajador hay una familia, por lo que el alcance regional directo es de 120 mil personas que dependen de este rubro.

En lo que respecta al Gran Concepción, se precisó que hay en este minuto 103 obras en ejecución con 15.700 personas trabajando.

Fuimos declarados una actividad segura por los datos y por las bajas tasas de contagios que se dieron. Tenemos un protocolo y habrá supervisión de la Mutual de Seguridad”, aclaró Martin.

Esto quiere decir, que deberán operar bajo estrictos protocolos de higiene para evitar posibles contagios.

Desde la Cámara Chilena de la Construcción Concepción, indicaron que se aplicó un piloto en Santiago y que las mediciones arrojaron que la tasa de coronavirus fue baja entre quienes se desempeñan en el rubro.

Fuente: Diario Concepción