Los puntos que deberá cumplir la construcción para retomar faenas

 

El ministro de Economía abrió la puerta a que el sector retome gradualmente obras en zonas con cuarentena, todo cumpliendo un estricto protocolo.

Imagen de referencia “Construcción”

La idea comunicada por el ministro de Economía, Lucas Palacios, de comenzar a retomar obras de infraestructura privada en zonas con cuarentena fue bien recibida por el sector construcción, que ha venido trabajando en un protocolo para fijar los estándares de cómo se dará este retorno.

Estos son los puntos principales que deberán cumplir en base a un protocolo elaborado por la Cámara Chilena de la Construcción:

Ejes del protocolo:

Primero, la CChC pide que los ejecutivos tengan un rol clave en que se produzcan rápida y efectivamente los cambios conductuales que demanda la situación del país. Esto, además de ir adoptando las instrucciones sanitarias que vaya impulsando la autoridad.

Horarios y ajustes:

El protocolo propone diferir horarios de ingreso y salida de los trabajadores y distribuir la jornada en diversos turnos para facilitar el distanciamiento social.

Esto, para evitar las aglomeraciones en turnos de colación o en el transporte, cuando es proporcionado por la empresa.

Así, por ejemplo, se pide implementar horarios de almuerzo y colación diferidos en la obra, coordinando turnos y grupos en los cuales se pueda mantener distanciamientos de un metro entre personas.

Salud:

Implementar medidas de higiene y de distanciamiento al inicio, durante y al término de la jornada, incluyendo los traslados.

Monitorear el estado de salud de los trabajadores (midiendo la temperatura de los trabajadores) y tener protocolos para actuar ante la sospecha de un posible contagio conforme a las indicaciones del Ministerio de Salud.

Mantener informados a los trabajadores sobre las medidas preventivas recomendadas para evitar contagios.

Cambios en rutina:

Adecuar hábitos y rutinas de trabajo, conforme a las prácticas requeridas para un efectivo control de la enfermedad. Por ejemplo, con el lavado de mano o uso de alcohol gel al firmar el libro de ingreso.

También se pide limitar el ingreso de personas a vestidores/baños/duchas a una capacidad tal que no supere el 50% de la cantidad máxima reglamentaria

Suspender toda charla que requiera la participación de más de 10 personas, asegurando que exista un metro de distancia entre las que se realicen bajo ese umbral.

En caso de contar con buses para el transporte de los trabajadores, desinfectarlos antes del inicio de los traslados y disponer de puntos de limpieza de manos a la subida de estos.

Relación con los trabajadores:

Mantener diálogo permanente con los trabajadores para ir evaluando en conjunto la situación y llegar a acuerdos con apego a la legalidad vigente.

Constituir un Comité de Obra/Faena/Centro de trabajo para definir las medidas a seguir, acciones a reforzar y encargados de implementar las acciones, manteniendo registro de las acciones realizadas.

Preocuparse especialmente por los trabajadores vulnerables por enfermedades y mayores de 65 años.

Fuente: Diario Financiero.