Boutique financiera ligada a ex ejecutivos de Celfin calienta motores para empezar a emitir préstamos

La mutuaria XLC realizó un aumento de capital con miras a poder generar financiamientos a partir de agosto de este año.

Imagen de referencia.

El mundo del financiamiento no bancario se ha visto fuertemente exaltado porla pandemia de Covid-19 y la turbulencia económica que ha traído consigo, pero eso no le ha quitado el impulso a XLC, una firma fundada por los exejecutivos de Celfin Felipe Monárdez y Gastón Angélico, de tirarse a la piscina de los mutuos hipotecarios.

Recientemente, la mutuaria de XLC dio un paso clave, con miras a poder empezar a emitir préstamos en los próximos meses. Se trata de un aumento de capital en la sociedad XLC Administradora de Mutuos Hipotecarios SpA, aprobada por una junta de accionistas a mediados de junio, según informaron a la Comisión para el Mercado Financiero (CMF).

Información del Diario Oficial muestra que la operación llevó a la firma de un patrimonio de UF 10 mil –el mínimo requerido para existir– (alrededor de $ 300 millones) a $ 359 millones.

Según explica el gerente general de la mutuaria, Felipe Pérez, esta ampliación de capital responde a la necesidad de más capital para aumentar la capacidad de préstamos de la firma. “Ya estamos listos para poder empezar a emitir”, señala el ejecutivo, agregando que planean empezar a emitir a partir de agosto.

Si bien de momento están pensando utilizar el modelo tradicional de las mutuarias, emitiendo mutuos para las compañías de seguros, la meta es poder estructurar fondos de deuda privada con este tipo de instrumentos, por parte de la administradora de fondos XLC. La forma en que estructurarán estos vehículos de inversión, comenta Pérez, está en evaluación.

El aumento de capital también marcó la entrada del gerente general a la propiedad de la mutuaria, adquiriendo una participación de 17,65%, a través de la sociedad Inversiones FPG SpA. Esto, indica el ejecutivo, concreta el acuerdo en torno a su llegada a XLC, luego de más de nueve años en la mutuaria Security Principal.

Dinámica de mercado

El mundo de los mutuos no ha sido indiferente a los efectos de la crisis sanitaria. En el caso de los préstamos ligados a la compra de viviendas, Pérez afirma que se ha visto un estancamiento en medio de la incertidumbre, tanto en la compra de viviendas nuevas como usadas.

En cambio, el espacio que ha estado creciendo para los financiadores no bancarios es el de los refinanciamientos. Al punto que de los negocios que están sondeando en XLC, alrededor de un 70% corresponde a refinanciamientos de deuda, mientras que el 30% corresponde a nuevos préstamos, sostiene el ejecutivo.

“Los clientes que se financiaron con bancos lo hicieron a tasas bajas, pero el problema es esa cuota era a quince años, entonces es relativamente alta. Esto es un problema de flujo, no un problema de tasa”, comenta, agregando que la incertidumbre económica promueve el financiamiento a largo plazo.

En el caso del segmento de préstamos comerciales, el entorno es más dramático. “En el caso de las empresas, es más radical todavía, porque las empresas tienden a financiar todo en el corto plazo, como las líneas de capital de trabajo y los créditos hipotecarios”, acota.